POR:MARCELA RIBADENEIRA

POR:MARCELA RIBADENEIRA

TURISMO WELLNESS

E N T R E A V E N T U R A Y BIENESTAR

EL MERCADO TURÍSTICO HA GENERADO PRODUCTOS QUE REFLEJAN LOS VALORES APETECIDOS POR LOS CONSUMIDORES DE HOY: DESTINOS WELLNESS

Alimentarse bien, hacer ejercicio de forma regular y llevar un estilo de vida saludable se han convertido en prioridad para la población mundial en la última década, lo que ha encendido la mecha de un nuevo mercado. El mundo del wellness una economía global conformada por ofertas de bienestar, ejercicio, nutrientes y medicina alternativa movió 4,5 trillones de dólares en 2018, según lo explica el diario británico The Guardian. Como consecuencia, mercados como el de bebidas, comida y, por supuesto, el turístico han empezado a generar productos que reflejan los valores apetecidos por los consumidores de hoy. Pero el turismo wellness no es una industria nueva. “La gente ha viajado, local e internacionalmente, con la salud y el bienestar como principal enfoque desde el tiempo de las termas romanas dice Andrew Gibson, chairman de la Wellness Tourism Association. En tiempos más recientes, la típica vacación, feriado o retiro wellness quizás consista en un paquete todo incluido, con hospedaje, comidas saludables, ejercicio u otras actividades relacionados al bienestar”.
La joya de los Alpes
Los Alpes suizos, con sus picos nevados y faldas tapizadas de verde, son la materialización de todo lo que el turismo wellness busca. Switzerland Turismo anunció que desplegaría, en 2020, una agresiva campaña para atraer visitantes de todo el mundo a sus centros de bienestar y spas, y así promover el turismo wellness en el país. Una alianza con 20 clínicas es parte del programa. La localidad de St. Moritz, en la región de la Alta Engadina, vio nacer al turismo alpino y ha sido sede de los Juegos Olímpicos de invierno en dos ocasiones. Pero son sus termas de agua mineral carbonatada y rica en hierro —descubiertas hace 3000 años y usadas incluso por los antiguos celtas las que han puesto al poblado en el top de este tipo de turismo.










¿QUÉ VISITAR?

Las termas públicas, así como el spa de piscinas y centro deportivo Ovaverva, combinan las virtudes del agua termal con las impresionantes vistas alpinas. También están el Palace Wellness spa del legendario hotel Badrutt’s Palace, el centro de bienestar del Grand Hotel Kempinski y el Kulm Spa St. Moritz. En verano, los visitantes pueden explorar la zona haciendo senderismo o ciclismo de montaña en el bosque Staz, o practicar deportes acuáticos en el lago St. Moritz. La pista Yoga es ideal. Está ubicada en Corviglia, una locación en las laderas orientales del Piz Nair (3056 m) y fue creada para experimentar la montaña.

Un circuito wellness en el Pacífico ecuatoriano
El bosque nublado y el mar se encuentran en Tanusas Hotel. Ubicado en la provincia de Manabí, este resort se levanta sobre la playa adyacente a las comunidades de Puerto Cayo, Cantagallo y Puerto la Boca, y genera una intersección entre sostenibilidad, aventura, wellness, gastronomía y turismo de lujo. El complejo está conformado por una casa principal, cinco villas, una piscina y el restaurante BocaValdivia, a cargo del chef Rodrigo Pacheco, quien participó en el reality culinario de Netflix The Final Table. Las suites cuentan con camas king size y varias de ellas tienen vistas panorámicas del Pacífico, así como piscinas privadas. La decoración mantiene una atmósfera tropical y relajada, pero con elementos modernos. Se puede reservar varios programas y retiros o crear uno propio, según las preferencias personales, por varias jornadas o solo por el día. Por ejemplo, el Tanusas Day Pass incluye el almuerzo en BocaValdivia y acceso a la piscina, la playa y spa. Los huéspedes tienen a disposición un asistente personal, almuerzos privados en entornos naturales, menú personalizado y tours de avistamiento de ballenas jorobadas (de junio a octubre). Por supuesto, también servicios completos de spa, con masajes de relajación y de tejido profundo, reflexología y acceso al sauna.

 

 





DATOS DE INTERÉS
Los visitantes pueden disfrutar de desayunos en la huerta, aperitivos en la playa al atardecer, almuerzos en el arrecife de ostras, clases de cocina y degustación de cacao ecuatoriano, entre otras. Se puede optar también por actividades como clases de pilates o yoga, caminatas meditativas, cabalgatas guiadas o libres, clases de surf, buceo y fogatas nocturnas en la playa.

Yoga borracho en México
Aunque no tenga ninguna base científica, la astrología se ha colado en varios paquetes de turismo wellness. Mientras no se busque sustituir con ella tratamientos médicos ni rutinas saludables, puede ser un agregado divertido para las vacaciones o los retiros, más aún si se suman a la ecuación las variables “yoga” y “vino”. Eli Walker es astróloga y fundadora de Drunk Yoga, una iniciativa que añade al yoga el elemento de ritual social. “He dado clases abiertas y privadas de ‘yoga sobrio’ desde 2014 dice Eli en la web oficial del proyecto. La revolución del Drunk Yoga nace de mi deseo de llevar el empoderamiento personal y comunitario tanto a yoguis como no yoguis. Abandonamos el perfeccionismo, quitamos la presión y convertimos la práctica del yoga en una fiesta”. Una clase de Drunk Yoga es como una happy hour breve. Viene acompañada de vino o, incluso, de alguna bebida estimulante no alcohólica, como café. A esto le sigue una secuencia de 45 minutos de vinyasa para principiantes, con bebida en mano. El objetivo es remover el factor “miedo” generalmente presente cuando se prueba algo nuevo y crear una conexión entre todos los miembros de la clase.






DATOS DE INTERÉS

En asociación con la agencia CheapCaribbean, Eli creó el primer retiro de “yoga borracho” en México, en el Haven Riviera Cancún Resort & Spa. El paquete incluye lecturas de carta astral, hospedaje, sesiones de “yoga sobrio” en la playa y pasajes aéreos. Y, por supuesto, las bebidas. Además, Drunk Yoga ofrece clases regulares, durante todo el año, en Nueva York, Los Ángeles y Dallas.