santiago-cruz
POR: LORENA ANDRADE

POR: LORENA ANDRADE

SANTIAGO CRUZ

El punto y aparte de Elementales

En agosto del año pasado, el colombiano lanzó Elementales. Pero no es un álbum, no es recopilatorio. El proyecto es un riesgo musical, en el que el compositor se reencuentra con algunas de sus canciones emblemáticas bajo una nueva piel. El 5 de octubre, el cantautor estará en Quito.

Elementales es tu séptimo disco. ¿Qué tanto ha evolucionado tu música?

Las primeras canciones las escribí cuando tenía 20 años y las ultimas las estoy escribiendo ahora, que tengo 43. Como ser humano, uno va creciendo y va aprendiendo y, evidentemente, mi música refleja eso. La música tiene que reflejar tu punto de vista. Y el mío ha ido cambiando y matizándose a través de los años. Quizás, ahí está el cambio más importante. Yo creo que mi música ahora tiene que ver con el tema del amor propio. Para mí, es fundamental, es la columna vertebral de lo que hago, porque es lo que condiciona las relaciones hacia el exterior. Todos los comportamientos alrededor de determinadas situaciones están condicionados por cómo estamos con nosotros mismos. 

Esta producción es un encuentro de lo mejor de Santiago Cruz y tu música habla del amor y del desamor, dos temas que están siempre presentes… 

Pero es que están en todas partes y siempre van a estar. A la final, las canciones terminan siendo solidarias, porque nos acompañan en los momentos felices y los no tan felices. Si te pones a escarbar en lo profundo de cada canción, siempre vas a llegar al amor o al miedo, porque lo contrario del amor no es el desamor sino el miedo. 

Y en ese camino, ¿se gana o se pierde?

En el camino del amor propio siempre se gana. Siempre que tú tengas una buena relación contigo, aquella con el uni-verso va a ser mucho más fluida. Siempre se gana. 

Muchas veces los artistas reviven sus mejores clásicos para cerrar etapas, ¿Elementales es el caso?

Sí, sin duda. Elementales es un punto y aparte. Es hacer un reconocimiento de las canciones ya hechas y poner la primera piedra de la manera en que quiero hacer canciones de ahora en adelante: con más libertad estética, explorando distintos ritmos, siempre que tengan que ver con alguna búsqueda emocional o filosófica propia. 

¿Como ha sido la travesía de este disco al contar con tres temporadas y la colaboración de Andrés Cepeda, Leiva, Francisca Valenzuela, Fer Casillas, Morat, Ana Carolina y Miranda?

Eso surgió desde el principio. Yo siempre quise que esté acorde con la manera actual de construir música gracias a las plataformas digitales. Dividimos el proyecto de 15 canciones en tres temporadas, que empezaron a salir desde agosto del año pasado. Cada temporada tiene cinco canciones; de ellas, cuatro eran nuevas versiones de melodías anteriores y la última era inédita. La primera temporada duró hasta octubre. La segunda, de febrero a abril de este año. Y la tercera la arranca-mos con una nueva versión de ‘Baja la guardia’, junto a Andrés Cepeda. A la semana siguiente, lanzamos el proyecto completo con las cuatro canciones que faltaban, acompañadas del resto de las temporadas anteriores. Todo esto en formato CD, vinilo y en todas las plataformas digitales. 

‘Baja la guardia’ es una canción muy especial en tu vida. ¿Qué significó regrabarla con Andrés Cepeda?

La verdad es un momento muy especial, porque esa canción cambió mi vida. Fue un punto y aparte en mi carrera, así que para mí era fundamental hacerle un homenaje que estuviera a la altura de lo que siento por ella. Y qué mejor que en compañía de una persona que ha sido un referente en mi carrera, como lo es Andrés.