raphael-cantante
POR: MARÍA MERCEDES OCAMPO

POR: MARÍA MERCEDES OCAMPO

RAPHAEL

Llega como resinphónico

Este 14 de marzo, el artista español se presenta en Quito, en el Teatro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, con la Orquesta Sinfónica Nacional.

En el mundo de la música hay tantos artistas como podemos imaginar… Sin embargo, quienes se mantienen vigentes, son reconocidos y llevan su música de generación a generación, son muy pocos, entre esos Raphael. Con casi 60 años de carrera, el artista español no deja de reinventarse y sorprendernos. Ahora llega a Latinoamérica con su tour RESinphónico y, por supuesto, Ecuador está en la lista de los afortunados.
Siente Tame Magazine conversó con esta leyenda de la música…

raphael-cantante

60 años en escenarios, ¿cómo te mantienes vigente?
Todavía me falta un año para cumplir los 60 (risas). Es muy fácil si sabes hacerlo y muy difícil si no. He sido una persona muy aplicada, he procurado hacer las cosas a mi gusto, a mi manera. He sido siempre muy disciplinado y todas esas cosas dan sus frutos y hacen que pueda estar vigente.

Llegas de gira a Latinoamérica, ¿cómo nació la idea de llevar tus grandes éxitos a una propuesta sinfónica en vivo?
La idea nació en los estudios Abbey Road de Londres, donde grababan los Beatles. Después de haber hecho Sinphónico, hablé con mi director, Lucas Vidal, y llegamos al acuerdo de que me hacía falta más… No sabía explicarle qué más necesitaba y fue cuando le dije: “Necesito un re”; él lo entendió perfectamente, se puso a hacer arreglos y lo hizo todo a modo sinfónico.

¿Qué sorpresas trae el show? ¿Qué veremos en Quito este 14 de marzo?
Trae las mejores canciones de Raphael, con una espectacularidad tremenda. A la gente le va a entusiasmar, estoy súper seguro. Lo haremos con la Orquesta Sinfónica del Ecuador, que son muy buenos, más los músicos que viajan conmigo.

¿Qué le falta hacer a Raphael? ¿Tienes algún pendiente en tu carrera?
Ya voy abocado a cumplir mi aniversario 60 y estoy montando y grabando todo para que, cuando llegue el momento, (en un año y medio), esté a punto.

¿Vamos a tener algo grande entonces por los 60 años?
Vais a tener una gran sorpresa. De todas maneras cuando me veáis el día 14 en Quito vais a adivinar muchas cosas que ya estoy poniendo en marcha y ya las estoy trabajando.

¿Qué es lo que más recuerdas de Ecuador? ¿Tienes alguna anécdota especial en nuestro país?
No sé si es una anécdota o no, pero durante muchos años, -por lo menos 40- en los que he visitado Ecuador, cada vez que iba me traía una vajilla entera porque son preciosas las vajillas ecuatorianas. En mi casa, todas las vajillas que hay son de allá. Debo tener 40 vajillas entonces (risas).
Con tantos años de carrera, ¿qué sientes cada vez que subes a un escenario?
Para mí es siempre lo mismo: una gran emoción, soy el hombre más feliz del mundo arriba de un escenario.

¿Qué es la música para ti?
La vida.