mujeres-influyentes
POR:MARÍA JOSÉ TROYA

POR:MARÍA JOSÉ TROYA

MUJERES DE INFLUENCIA Y PODER

Son mujeres que han cambiado la dinámica de su oficio y, en algunos casos, de su tiempo. Sus pasos son seguido por quienes ven en ellas el éxito y la inspiración.

Su influencia no tiene que ver con el dinero o con el estrellato mediático del que disfrutan, sino con el impacto de su presencia en sociedad. Sus propuestas, su visión del mundo y, sobre todo, los retos que se han impuesto para sobresalir han sido fundamentales al momento de consolidarse como líderes en sus diferentes ámbitos de acción.
Las redes sociales han visibilizado su labor y potenciado su imagen, de una manera impensable para mujeres de otra época; por lo tanto, sus millones de seguidores ven en ellas modelos a seguir, ya sea en el campo social, de negocios o en la manera de afrontar la actualidad.
La responsabilidad que llevan a cuestas es tan grande como su hinchada: estar en el ojo público las hace vulnerables a críticas sobre sus decisiones y la manera en que llevan su vida más íntima. Estas mujeres influyentes —en el caso de Ecuador, dos de las más admiradas por su profesionalismo y transparencia— confían indeleblemente en el cariño del público y afirman que gracias a ello son la mejor versión de sí mismas.

Oprah Winfrey

Auténtico empoderamiento

oprah-winfrey

Se la consideró la mujer más poderosa e influyente del siglo XX y una de las más millonarias por varios años consecutivos. Su influencia, producto de su carisma y auténtico interés por sus entrevistados, marcaron la diferencia dentro y fuera del show business. Tanta es la admiración que le profesan que incluso su nombre ha empezado a sonar en la política de Estados Unidos para las elecciones presidenciales. Oprah Wifrey (Mississipi, 1954) se formó bajo la marginalidad, la pobreza y los abusos sexuales. Trabajó en una radio local de Milwaukee desde muy joven y ahí consolidó su talento, hasta llegar a dirigir y producir su propio espacio de entretenimiento, que ha sido ganador de varios Emmy y millones de dólares. Ha escrito libros, tiene su propia revista y ostenta nomina-ciones a los premios Óscar, Globos de Oro y Bafta. En 2013, fue investida por Barack Obama con la Medalla Presidencial de la Libertad. Ella ha cambiado la dinámica televisiva y se ha convertido en la inspiración de millones de mujeres y hombres afrodescendientes; de hecho, ha llegado a ser un símbolo de empoderamiento y poder femenino.

Michelle Obama

La nueva era presidencial

michelle-obama

Ser la primera dama de uno de los presidentes más populares de las últimas décadas de Estados Unidos fue la catapulta que le permitiría ganar su espacio propio. Con cercanía, ha lanzado campañas de empoderamiento de la mujer y ha promovido la salud para la prevención de la obesidad, mediante la alimentación adecuada y el ejercicio. Así, cambió la imagen distante que se venía manejando desde el poder. “Let’s Move” fue su bandera de batalla y gracias a esta logró recorrer el país con un mensaje positivo, dedicado sobre todo a la población joven, que es su fiel seguidora. Michelle LaVaughn Robin-son (Chicago, 1964) estudió en Princeton y Harvard, gracias a la dedicación y esfuerzos de sus padres, quienes le enseñaron a no conformarse con el estatus al que estaban relegados por su raza negra. Su origen humilde no fue un impedimento para soñar en grande. Así cuenta, en detalle, en uno de los libros que ya es calificado como el más vendido del año pasado, su autobiografía Mi historia (Becoming Michelle en inglés).

Kris Jenner

La familia es todo

kris-jenner

No hay nada que se compare al amor de una madre y, en este caso, tampoco a su visión para los negocios. Es conocida en el medio hollywoodense como la momager (‘madre y mánager’) de las Kardashian. El poderío de Kris (San Diego, 1955) sobre su familia y su entorno la han hecho ganar una fortuna y cientos de clientes que quieren trabajar con ella. Todo su imperio se inició gracias a sus hijas y a un fenómeno que no se había visto antes: ser famosas por ser famosas. Se casó en primeras nupcias con el reconocido abogado Robert Kardashian, con quien tuvo cuatro hijos y, luego, con el atleta olímpico Bruce Jenner, con quien tuvo dos más. Luego de un sonado divorcio, ahora es pareja de Corey Gamble.
Su espiral de ascenso suena algo inverosímil: ella vio el potencial de su enorme familia, siempre expuesta al drama. Vendió los derechos a un programa de telerrealidad. El éxito está a la vista (16 temporadas). Una vez que los auspiciantes enloquecían por salir en el reality, ella cobró el 10% de cada contrato y así ha mantenido viva la llama de la pasión entre el televidente y su familia.

Ma. Teresa Guerrero

Una auténtica cercanía

maria-teresa-guerrero

“La flaca” es uno de los personajes más queridos y seguidos por el público ecuatoriano. Su carrera televisiva la realizó en un importante canal nacional, donde permaneció durante 16 años con un altísimo rating. Su actitud llena de simpatía —y sin aires de diva— se complementó con su capacidad de adentrarse en las historias más sensibles. Ahora vive en Estados Unidos junto a su esposo, Danny Glick.
Y si bien la distancia geográfica con sus seguidores ha cambiado algunas dinámicas, se mantiene conectada con ellos a través de sus redes sociales. “Yo vivo del público. Si no fuera por ellos, no tendría qué comer. Ellos han seguido mi carrera y están pendientes de mí; por eso me dedico mucho a mis fans y me tomo el tiempo de responder sus mensajes. Me vieron crecer en pantalla: han visto mi evolución personal y profesional”.
María Teresa vive una nueva etapa. “La TV me dio muchos años de felicidad, de experiencias y conocimientos; pero siempre quise volver al deporte. Decidí salir en el momento de más fama para seguir mis sueños, porque la vida es muy corta. Ahora, a sus 40 años, se siente más agradecida que nunca: “Quiero que quienes me siguen vean que es la pasión la que me mueve; que me enfrento a mis miedos. ¡Imagínate! Si una mujer como yo, que no sabía nadar, ya va a su Ironman número 28 y al quinto Mundial en Ironman 70.3, cualquiera puede cumplir el sueño que tenga…”.

Estéfani Espín

Influir con valores

estefani-espin

Con más de 11 años frente a la pantalla, esta periodista ha logrado el reconocimiento nacional gracias a su profesionalismo y carisma. Su frontalidad para abordar los temas de coyuntura política no le ha impedido ser una figura cercana para su audiencia, que ve en ella a alguien familiar y de confiar. “El público es la razón y a la vez el motor de un periodista. Madrugo para mi público, me preparo e investigo para ellos. Son el origen y el hilo que conecta a este oficio con su sentido”.
A Estéfani no le interesa la popularidad vana. La conexión con valores humanos es parte de lo que anhela entregar a diario desde sus redes sociales, sin estereotipos ni encasillamientos: “Me gusta que me vean como soy, perfectamente imperfecta. Puedo ser pragmática, de carácter fuerte, también débil y sensible cuando no puedo contener mis emociones. Todos necesitamos arrancar las etiquetas impuestas para categorizarnos. Prefiero ser una versión que se adapta a las circunstancias. En esta era de influencers, las redes han dado cabida a los mundos perfectos, superfluos e inalcanzables. Hace falta que nos dejemos influenciar por una nueva ola que busque recuperar valores y defender la célula madre de una sociedad: la familia. Si tengo que influir en algo, que sea en lo que creo que vale la pena hacer”.