DITCHING: ¿QUÉ ES? ¿CUÁNDO SE EFECTÚA? ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE PARA LA AVIACIÓN?

¿A qué se refiere el ditching en la aviación? El ingeniro Alex Calderón Salas, instructor de emergencias y procedimientos de TAME EP, explica que el ditching son procedimientos que realiza la tripulación en una emergencia en la aeronave para preparar la cabina para un amarizaje y una inminente evacuación.
No debe confundirse con amarizaje o acuatizaje, conceptos que se refieren al momento en el que el avión aterriza sobre el agua. El ditching exclusivamente contempla lo relacionado con la evacuación efectiva de los pasajeros en el agua. “Los procedimientos de ditching se aplican cuando, por diferentes circunstancias de emergencia, la aeronave debe realizar un amarizaje en agua, sin tener el tiempo suficiente para realizar un aterrizaje normal en un aeropuerto”, agrega Calderón. Así, los operadores aeronáuticos deben contar con sus propios procedimientos de emergencia de ditching con la finalidad que en una eventual situación de emergencia puedan aplicarlos.
Con esta definición en la mente es difícil no imaginarse el caso del vuelo 1549 de US Airways en 2009 (del cual hace referencia la película Sully, protagonizada por Tom Hanks) donde el impacto de una camada de pájaros obligó a los pilotos de aquel entonces a tomar la decisión de amerizar sobre el río Hudson, salvando la vida de 155 personas que se encontraban en el avión.
A pesar de que la prácticas de ditching no son frecuentes o constantes en comparación con los millones de vuelos que hay en el mundo, no significa que deba pasar desapercibido. Por ello, las tripulaciones tanto de cabina de vuelo como de pasajeros reciben, dentro de sus entrenamientos recurrentes, procedimientos para ello. “Esto, además, se refuerza con entrenamientos prácticos simulando casos reales en el agua”, añade.
Es importante que los pasajeros siempre estén atentos a las instrucciones de seguridad por parte de la tripulación, al uso de los chalecos salvavidas y a las salidas más próximas. “El pasajero debe tener mucha confianza en el trabajo de las tripulaciones, ya que atrás de una gran sonrisa de cada tripulante existe un amplio conocimiento que le puede permitir salvarle la vida”, concluye Calderón.