CASOS DE ÉXITO

edificio-negocios

El rótulo de emprendedor es la punta de un iceberg. El formar la empresa, en cambio, es el desafío; pero el mantenerla y robustecerla es la meta. En esta edición de Business, el equipo de Siente Tame Magazine se ha enfocado en contar las historias de un grupo de emprendedores y empresarios, nacionales e internacionales, que demuestran que el éxito de cualquier negocio está en la labor, la dedicación y el esfuerzo diario. Pensar en grande es la invitación a todo aquel que haya emprendido un proyecto empresarial. Y además a producir en grande. Formar empresa es el siguiente nivel para todo el que quiera escalar y lograr objetivos ambiciosos que le permitan ampliar su línea de negocio y diversificarse.
Esta es una pequeña muestra de los profesionales en los negocios que han consolidado sus experiencias del éxito, mostrando cómo se interrelacionan y cómo se complementan para el logro de sus metas.

Urbanismo: Lujo y Comodidad

Plaza lagos town center es un centro de servicios, un espacio de reunión y encuentro de amigos y familia, en donde se viven experiencias únicas con un ambiente inigualable.

plaza-lagos
plaza-lagos
plaza-lagos-town-center

Plaza Lagos Town Center crea un sentido de comunidad y pertenencia, por medio del uso de áreas públicas y de arquitectura armónica. Por un momento, liberas tu mente de todo gracias a la frescura visual de sus exteriores.

El paisaje irradia elegancia y sobriedad. Plaza Lagos Town Center, es una construcción pionera en el nuevo urbanismo, que integra áreas residenciales, de comercio, trabajo y recreación, en un solo lugar. Y es que este proyecto nació en 2010, de la necesidad de una zona que había crecido de una manera orgánica, en donde la gente que vivía en una ciudadela debía salir en vehículo para ir a comprar algo, pasear, comer, ver un buen show musical. Para conformar este gran sueño arquitectónico, se juntaron profesionales de varios ámbitos, que con su visión lograron que este espacio sea único, de primer nivel y que ofrezca una experiencia exclusiva.
Comenzó con tres edificios principales y 12 locales comerciales. En 2012, se abrió la segunda fase que integra tres edificios más, una mayor variedad de servicios comerciales, culturales, laborables y recreativos interconectados, con espacios abiertos, confortables y seguros. Actualmente, cuenta con seis edificios: Atrio, Molinos, Exedra, Mirador, Promenade y Rambla, que cuentan con oficinas y departamentos, y se implantan sobre una amplia plaza rodeada de lagos y áreas verdes. Allí se pueden encontrar una variada propuesta gastronómica de 19 restaurantes, cafeterías, heladerías, y servicios como farmacia, espacios infantiles, cajeros, entre otros. Por si esto fuera poco, tiene una isla, en donde los más pequeños pueden disfrutar en familia.
Pero Plaza Lagos no deja de crecer. Próximamente, se ampliará en una tercera fase, que continuará con el concepto de nuevo urbanismo, y ofrecerá áreas de trabajo y recreación entorno a la armonía arquitectónica que los caracteriza.

Detrás de un servicio de excelencia

Estar al frente de uno de los hoteles de una cadena que ha cumplido 50 años es un reto que solo pueden afrontarlo quienes tienen una verdadera vocación de servicio y un espíritu pionero para llevar a cabo sus sueños.

dann-carlton-hotel
mauricio-maz

MAURICIO MAZ

“Ecuador lo tiene todo y debe ir más allá de Galápagos y sus playas. Aquí hay seguridad, paisajes, comida, pero se debe generar infraestructura, servicio de alto nivel, pero, sobre todo, identidad”.

La excelencia con calidez frente a los huéspedes es su misión personal y ha sabido trasmitirla a su trabajo diario. Mauricio Maz (Bogotá, Colombia) llegó el año pasado a Quito, para enfrentar uno de los retos más ambiciosos de su carrera: estar frente a un hotel que, durante 20 años, ha marcado el ritmo de la excelencia en el servicio. Su visión del negocio es clara y por eso empezó con una importante inversión al renovar 85 habitaciones de las 210 existentes en las dos torres. Se les ha cambiado el mobiliario, las alfombras, las ventanas, los baños, entre otros; y ya están listas. “La hotelería es uno de los negocios más retado-res, pues siempre está en constante renovación y tiene que ver mucho con el análisis de las posibilidades de un país y su capacidad turística. Ecuador es el país de las oportunidades. Si bien hay competencia, también hay mucho por hacer y nosotros hacemos las cosas bien”, así lo afirma Maz, quien conoce muy bien la cadena Dann Carlton. Fue contralor general de la división de los 14 hoteles de la cadena, lo que le ha permitido conocer, en detalle, el manejo financiero, operativo y el control adecuado. Ahora, gracias a ese conocimiento, se ha unido a una posición en la que la visión debe ser holística, para generar experiencias que van más allá del hotel para el cliente. “La idea es que podamos sugerir y ayudar –con proveedores de primera– a nuestros huéspedes, que necesitan conocer los lugares más interesantes de la ciudad y el país a todo nivel; eso es parte de nuestra propuesta de valor y de una economía colaborativa, que tiene otra propuesta a largo plazo”.

El arte de hacer helados

Constante movimiento, innovación, creación y mejoramiento continuo, son las claves del éxito detrás de las delicias heladas de Tutto Freddo.

Ariel Segesser, José Ocho García, José Andrés Ochoa Galarza
tutto-freddo
tutto-freddo

Tutto Freddo es una gran familia de más de 240 personas, liderados desde la presidencia y gerencia general, a través de Gina Galarza y José Ochoa García, respectivamente.

Es difícil encontrar el helado ideal. Debe tener un color intenso, un sabor natural, una textura cremosa y una temperatura perfecta, que no lo derrita pero tampoco lo congele. Así son las recetas de Tutto Freddo, una empresa ecuatoriana que comenzó sus operaciones en Cuenca en el 2000. Revolucionó el mercado del helado por sus innovaciones en la amplia variedad de sabores y la excelente calidad de insumos y aro-mas importados desde Italia. Todo esto sumado a la utilización de fruta ecuatoriana, que cuenta con una gran variedad y riqueza durante todo el año. Su crecimiento y aceptación fue inmediata. De ahí que hoy, por hoy, sea la cadena de mayor desarrollo y éxito en el mercado ecuatoriano dentro del segmento de heladerías.
Sus franquicias salieron a partir del 2005, con un dinámico sistema que permitió cubrir rápidamente todas las regiones y consolidarse como la marca de helados artesanales y de mantecado más rentable y atractiva del país. Así, su equipo de trabajo asesora en forma global al franquiciado, en el proyecto que incluye el análisis de local, planos, línea de proceso óptima, ambientación, equipamiento necesario, pro-ceso de capacitación, aplicación del know-how y seguimiento constante una vez aperturado el local. Actualmente, la marca cuenta con 63 negocios, entre propios y franquiciados, y proyectan cerrar el 2019 con cuatro más.
La empresa, desde el 2016, cuenta en sus dos plantas de producción (Cuenca y Quito) con la Certificación de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), la cual premia el esfuerzo de la empresa a entregar siempre un producto de calidad y 100% artesanal a sus clientes.