BAJAR DE PESO ES POSIBLE

SI TE PREOCUPAN LOS PROBLEMAS DE SALUD RELACIONADOS CON EL PESO, ES HORA DE VISITAR AL ESPECIALISTA Y TOMAR EL CONTROL

En una sociedad obsesionada por el aspecto físico, muchos piensan que el sobrepeso es un problema estético. Pero, en realidad, es un problema médico que puede afectar gravemente la salud de una persona. El sobrepeso aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2, enfermedades del corazón y derrames. Además, puede causar otros problemas, como presión alta, colesterol poco saludable y glucosa alta. Aunque existen influencias genéticas, metabólicas y hormonales en el peso corporal, el sobrepeso u obesidad, en la mayoría de los casos, ocurre cuando se ingieren más calorías de las que se queman con el ejercicio y las actividades diarias. 

Afortunadamente, nunca es demasiado tarde para hacer cambios que puedan ayudar a controlar el aumento de peso y los problemas de salud que esto provoca. ¿Estás listo para el gran paso?
Para empezar
No es fácil ya que significa hacer cambios en la manera en que comes y tu nivel de actividad física. Puede tomar tiempo, pero cuando empieces a ver los resultados, todo valdrá la pena
Paso a paso
A la mayoría se les hace más fácil hacer cambios graduales que cambios radicales. Fíjate objetivos realistas dentro de un
período de tiempo que funcione. Puedes apoyarte con un especialista que te ayude a elegir una dieta adecuada para ti. También, puedes encontrar compañía para hacer actividad física con alguien. 

Que no falte la actividad física
frecuente Es recomendable hacer ejercicio unos 60 minutos por día para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos. En el caso de que haya un alto grado de obesidad, se recomienda comenzar por caminar 30 minutos diarios a paso ligero. 


No alimentos que sean ricos en azúcares y grasas
Es importante comprobar el contenido de los productos que comes mirando la etiqueta. Por ejemplo, algunos cereales son ricos en fibra, pero también en azúcares. Como consumidor eres responsable de tu alimentación y de valorar el producto antes de comprarlo. Elige productos saludables. No pases hambre Realiza entre cuatro o cinco ingestas al día, para evitar llegar a las comidas principales con hambre excesiva. Elige alimentos saludables y que te sacien: frutas, frutos secos, etc.
Varía tus preparaciones
Debes llevar una dieta variada, moderada en cantidades, y garantizar un buen descanso (7 a 8 hora de sueño). Comer es un placer y hacerlo de manera saludable y equilibrada no debe ser aburrido. Emplea cocciones como la plancha, los hervidos, el vapor, el horno y el wok, en lugar de fritos y rebozados.
No abuses de las bebidas azucaradas
de refrescos, alcohol, bebidas azucaradas o jugos envasados y en su lugar bebe agua, seis vasos al día mínimo. Puedes optar también por preparar infusiones, tés o aguas con frutas frescas como limón, frutillas, piña.
¿Tengo sobrepeso?
La OMS ha determinado una manera simple y orientativa de saberlo: el Índice de Masa Corporal (IMC), que es una forma sencilla de medir el exceso de grasa. Se calcula tomando el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros (kg/m2). Si el IMC es igual o superior a 25, tienes sobrepeso y, si es igual o superior a 30, obesidad