carreras-posgrados
POR: LORENA ANDRADE

POR: LORENA ANDRADE

POSGRADOS, UN TÍTULO NO BASTA

Todo profesional debe saber que hoy en día, los estudios de posgrado son de gran importancia porque con ello se lograrán mayores ventajas competitivas que pueden abrir muchas puertas en el exigente mercado actual.

La posibilidad de sobresalir en un mercado altamente competitivo ha convertido a los posgrados en una herramienta importante para los ejecutivos, pues les ayuda a resaltar su perfil profesional, pero también les permite actualizarse y adquirir nuevos conocimientos. De ahí que, en la actualidad, esos profesionales apuesten por invertir bastante de su tiempo y dinero en el financiamiento de algún tipo de programa.
Y es que adquirir mayores conocimientos y aplicarlos en el trabajo permite incrementar la empleabilidad; en algunos casos, lograr un ascenso y, por ende, con el tiempo percibir un aumento de salario. Pero siempre complementado con la experiencia y un buen desempeño del profesional. Otro beneficio de los posgrados es que son una instancia para ampliar la red de contactos, además de adquirir habilidades que muchas veces son útiles para alcanzar un liderazgo.
De acuerdo con los expertos, existen mediciones que evidencian que la empleabilidad mejora tres a cuatro veces por tener estudios posteriores. Pero agregan que si bien un posgrado ayuda al crecimiento profesional, éste dependerá también de las inquietudes y proactividad de cada persona.
Otra ventaja de los posgrados es que complementan los conocimientos de pre-grado. Por ejemplo, en el caso de las habilidades blandas, se aprende a tratar mejor a las personas, a entenderlas, a mejorar los manejos grupales, a manejar los niveles de estrés. Los expertos en recursos humanos afirman que lo ideal es contar con algunos años de experiencia laboral antes de tomar la decisión de hacer un posgrado, diplomado o maestría. Esos años ayudan al profesional a detectar cuáles son sus puntos débiles, de tal forma que sabrá con mayor certeza dónde y en qué áreas relacionadas con sus intereses profesionales debe profundizar sus nuevos estudios.
La realidad es que en una sociedad tan dinámica como la nuestra, continuar la preparación y complementar los conocimientos cobran suma relevancia. Terminar la universidad y titularse no es el fin, es apenas el principio del camino profesional.

carrera-jovenes-posgrados

Los estudios de posgrado son un factor que todo profesional debe considerar. Los cursos, diplomados, posgrados y especializaciones permiten consolidar la experiencia y conllevan distintas ventajas, como:

  • Desarrollar capacidades
    Los estudios de segunda especialización, las maestrías y, en un rango más alto, los doctorados te permiten desarrollar habilidades para la aplicación de un conocimiento específico en un área determinada, adquiriendo capacidad de análisis y competencias para contribuir de manera efectiva a la solución de los problemas de las empresas.
    Cursar un posgrado te permitirá mejorar tu capacidad de investigación científica y humanística, además de desarrollar el espíritu creativo para resolver distintas problemáticas. De esta manera, docentes y estudiantes contribuyen, a través de la investigación, en el desarrollo sostenible de la sociedad en la que vivimos.
  • Superar obstáculos
    De la misma forma en que estudiar te brinda herramientas para el mundo laboral, también te proporciona recursos para tu vida personal. Sin ir más lejos, al aprender nuevos temas reafirmas tu convicción de superarte y el deseo de superar tus propias expectativas, a la vez que reconoces tu capacidad para superar retos y dificultades.
  • Renovar tu vigencia laboral
    El mundo laboral es un maratón y sólo quienes se hayan entrenado correctamente y tengan la mejor condición podrán llegar a la meta. Al continuar tu preparación estás aplazando tu caducidad laboral.
  • Obtener mejores oportunidades
    Ya sea al cursar una especialización o al estudiar una maestría de un área adyacente, siempre podrás adquirir nuevas habilidades y competencias que son muy valoradas en el mercado laboral.

Pero, ¿qué tipo de posgrado deberías escoger? ¿Una especialización, una maestría, o un doctorado? Antes de que tomes tu decisión, ten en cuenta la diferencia entre cada una de ellas.

  • Especialización
    Orientada a estudios técnico-profesionales, una especialización profundizará tu conocimiento en tu área específica de estudio, enfocando tu diploma de pregrado. Normalmente, una especialización es el programa preferido por los recién egresados y la duración aproximada es de un año; aunque esto último puede variar dependiendo del país donde realices tu programa y de tu área de estudio. Al terminar, recibirás el diploma de Especialista.
  • MBA
    El famoso MBA es, realmente, una especialización dirigida a un área específica: Negocios y Administración. Si decides inscribirte en un MBA, encontrarás que este programa está altamente conectado con el ambiente profesional, por lo cual es recomendado para aquellas personas que ya tengan experiencia laboral. En algunos países, contar con más de un año de experiencia profesional es un requisito para aplicar, ya que tendrás que usar y discutir prácticas y técnicas utilizadas por profesionales y ejecutivos a nivel corporativo. ¿Quisieras trabajar como coordinador, director o un cargo relacionado en el futuro? Entonces un MBA es la mejor opción para ti.
  • Maestría
    Diferente al programa de especialización, el diploma de Maestría es recomendado para aquellas personas que quieren continuar y extender los cono-cimientos académicos que obtuvieron durante el pregrado. En algunos casos, se asume que ya cuentas con las nociones teóricas del área de estudio. Sin embargo, una Maestría también puede ser una forma de redirigir tu carrera y complementar tus estudios previos hacia nuevas áreas- en caso que decidas hacer la maestría en un área diferente- de esta forma, se puede decir que la Maestría es más flexible que la Especialización.
    Hay dos tipos de Maestría: profesional e investigativa. Los programas de maestría profesional se basan en clases y seminarios, y como estudiante, puedes escoger tu propio proyecto de investigación. La parte investigativa es más larga y compleja en una maestría investigativa, requiriendo más trabajo independiente por parte del estudiante. La duración será de entre uno a tres años y deberás presentar una tesis al final de tus estudios.
  • Doctorado
    Estando en un nivel superior al de la Maestría, el Doctorado es el próximo paso en la adquisición de conocimiento en tu área de estudio. Durante el Doctorado, podrás consolidar e intensificar tu proceso de aprendizaje para convertirte en un investigador. La duración del programa es de tres a cinco años, pero puede tomar más tiempo si decides hacerlo medio tiempo. Duran-te la mayor parte del programa, deberás realizar una investigación extensiva en un tema específico, que deberá terminar con una tesis y una presentación oral de la misma. Este es el visto bueno que necesitas si quieres enseñar a nivel de educación superior o tener una posición importante en la industria o en otras áreas específicas.