lujo-dubai
POR: MARÍA FERNANDA ARAUZ

POR: MARÍA FERNANDA ARAUZ

DUBAI O EL ADICTIVO ENCANTO POR EL LUJO

Prepara una maleta grande donde puedas guardar todas tus compras, zapatos para caminar, dinero para gastar y una cámara que registre este deleite. Comprar en una de las ciudades más suntuosas del mundo te llenará de júbilo.

Dubai es el paraíso de las compras lujosas, ubicada a 200 kilómetros al norte de Abu Dhabi, capital de Emiratos Árabes. Un destino turístico que llama la atención de visitantes a nivel mundial, un país de cultura y costumbres islámicas.
Con un clima subtropical y árido, tiene veranos calurosos que se extienden de mayo a octubre; las temperaturas más altas se registran entre julio y agosto. Durante el invierno (de diciembre a febrero), las temperaturas no son tan rigurosas; oscilan entre los 14 y los 25 grados centígrados.
Enamórate de todo lo que puedas comprar en este lugar encantador y transita por la ciudad sin preocupaciones. Es un sitio muy seguro en el que puedes trasladarte durante el día o la noche en taxi; alquila un auto o viaja en metro.
Un mundo que llama la atención por sus tradiciones, en donde es fácil divisar a dos o tres esposas caminando detrás de su pareja; paradas sin hablar, mientras su marido negocia, regatea y elige qué joya comprar y qué les va a regalar. Al final, las tres reciben un obsequio similar.

DÍA 1
EL PRIMER DÍA ES PARA LAS ESPECIAS Y LA ORFEBRERÍA

Después de desayunar, visita Heritage Village, la reconstrucción de un asentamiento tradicional, que te permitirá descubrir el encanto del viejo mundo emiratí. De cerca podrás observar a los alfareros y tejedores que realizan sus tareas artesanales. No muy lejos de allí está el Diving Village, con un pasado marítimo que le caracteriza a la ciudad, en donde conocerás los barcos que recolectan perlas.
¿Momento de comprar aquello que no hay en tu país? Dirígete al Zoco de las Especias para transportarte en un instante a un vibrante mercado en el que podrás regatear. Cestos de colores llenos de hierbas, arroz y frutas se ubican en el pabellón del mercado. Puedes deleitar tu paladar, si la hora del almuerzo ha llegado, compra hebras de azafrán a precio local, fresquísimos dátiles orgánicos secados al sol, fruta deshidratada, frutos secos caramelizados y tés mezclados en la zona. Seguro descubrirás nuevos sabores.
Cerca de allí, termina el día en el Zoco del Oro, una visita obligada para los apasionados de las piedras preciosas, para las parejas que quieren una joya única como símbolo de su unión, para los viajeros que anhelan un recuerdo de Dubai. Recorre callejuelas llenas de vida, color, magia y lujo, donde comerciantes y artistas de la orfebrería exponen sus mejores trabajos.  

DÍA 2
EL SEGUNDO DÍA ES PARA LOS MALL

Desayuna en el Burj Al Arab, el hotel siete estrellas más famoso del mundo con 321 metros de altura, donde te sirven con cubiertos de plata, donde no puedes ingresar con ropa deportiva, y te ponen oro en polvo a tu capuchino.
Al salir de ahí condúcete al centro comercial Dubai Mall, el más grande y visitado del mundo. Tiene 111 hectáreas, 1.200 tiendas y 14.000 parqueaderos. Hay tiendas para todos los gustos, de todas las marcas, para todo bolsillo. Grandes diseñadores te esperan: Dior, Chanel, Louis Vuitton o Dolce & Gabbana. Hay libros, relojes, equipos electrónicos, hogar, etc. Almuerza en uno de sus restaurantes con amplia gama gastronómica. En el lugar encuentras comida rápida, típica del país, americana, turca, asiática, italiana, ensaladas, café, etc.
En una de las entradas del Dubai Mall está el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, donde puedes cenar en varios de sus restaurantes que tienen vista a la fuente de Dubai. Y antes de retirarte a tu hotel, visita el zoco Madinat Jumeirah, que cuenta con más de 70 tiendas, entre las que se pueden encontrar numerosos recuerdos de la ciudad. Además, puedes sellar la noche al conocer sus diferentes bares y restaurantes. Otra de las actividades que enamoran es dar un paseo en abra (barca tradicional emiratí) por los canales interiores. 

DÍA 3
EL TERCERO, PARA LA MEZQUITA Y EL SURF EN LA ARENA

Levántate temprano y desayuna en Tom & Serg, una cafetería estilo almacén inspirada en la ciudad australiana de Melbourne y ubicada en pleno corazón de Al Quoz. Muy conocida por su excelente café, su bizcocho laming-ton (torta esponjosa), sus tostadas con pasta Vegemite, su tataki de atún y sus completas ensaladas. Con una decoración urbana, gente amable y modernidad.
No puedes dejar de conocer la Mezquita de Abu Dhabi, que responde al deseo personal y megalomaníaco de un mandatario, dispuesto a pasar a los libros de historia, por ser el constructor de una de las obras de arquitectura más grandes de todos los tiempos. Si eres mujer, evita ingresar en ella o pasear por las calles con brazos, hombros o piernas descubiertas.
Al caer la tarde almuerza y continúa con el shopping . Visita el centro comercial Ibn Battuta Mall, que es el escenario de más de 50 restaurantes, 20 salas de cine y 275 tiendas que se encuentran repartidas a lo largo de diferentes zonas temáticas divididas en varias secciones.
¿Has surfeado en la arena? Si la respuesta es no, no puedes dejar de lado el tour por el desierto. Conductores especializados te mostrarán su pericia sobre las dunas rojas. Tendrás la oportunidad de surfear las dunas del desierto de Dubai sobre una tabla de sandboard.
Finaliza el día y tu estadía con una buena cena, pues en Dubai no faltan cadenas de comida internacional. Y si te olvidaste de alguna compra, no te pierdas del Dubai Shopping Festival que se celebra cada año entre enero y febrero. Tendrás la oportunidad de ir de compras con poco dinero y de disfrutar de entretenimientos y espectáculos.